¿Qué es Aikido?
     AIKIDO, el "Camino de la Paz", es una arte de integración, una disciplina nueva y revolucionaria fundada por Morihei Ueshiba (1883-1969), quizás el mayor guerrero de la historia, el cual descubrió que la no-violencia aplicada es una de las armas más potentes que posee el ser humano. El Aikido es un Budo del Japón. El Budo es conocido en Occidente en forma relativa como el conjunto de las Artes Marciales Japonesas. Estas Escuelas-Arte son entendidas en el Japón como disciplinas para la formación del carácter humano.

     Técnicamente, se puede definir al AIKIDO como una Disciplina de autodefensa ante una agresión no provocada. Esto implica el estudio de las situaciones de conflicto, su prevención y resolución. Como Arte de Defensa y No-agresión, enfatiza la autodisciplina y observación; el Aikido tiene un importante trabajo del cuerpo, pero NO es un deporte. No están permitidos los torneos o competiciones.

     El AIKIDO, una disciplina para la coordinación mente-cuerpo, fue galardonada en 1989 por el Gobierno Japonés como el Arte Marcial de la Paz.

     AIKIDO: Es la vía para la coordinación y armonía de la energía, física y mental.

     AI: Unión, Armonía, Amor.
     KI: Energía, Fuerza Vital.
     DO: Camino, Vía, Sendero.
Definición Extensa de Aikido
Aqui extendemos la definición del Aikido:

     El Aikido no es fácil de definir, es mucho más que un arte marcial, no es un deporte competitivo, y es una disciplina espiritual pero no una religión. Los principios del Aikido han de ser experimentados a través de la práctica real. El entrenamiento en Aikido consiste en ejercicios preliminares de calentamiento del cuerpo y preparación de la mente, ejercicios por parejas con un compañero y trabajo con el boken (espada de madera) y el jo (palo de madera). Las técnicas incluyen una serie de derribos, llaves y sujeciones (la dimensión de las artes marciales); ejercicios especiales para fomentar la fuerza física y mental (la dimesión psicológica), y las tácticas de no violencia y armonización (la dimesión espiritual). En Aikido, un practicante sincero se esfuerza continuamente en forjar el cuerpo, disciplinar la mente y pulir el espíritu.

     Lo que más caracteriza al Aikido como lo concibió su fundador, es que no existen concursos ni competiciones organizadas. En Aikido, el propósito es dominar la naturaleza básica de uno mismo y triunfar sobre las propias debilidades o miedos más que derribar a un oponente en un juego frívolo.

     AIKIDO: es un conjunto de técnicas seleccionadas del Aikijujutsu (que se caracteriza por la búsqueda de técnicas circulares que atacan las articulaciones y puntos vitales, tratando de mantener la fluidez del movimiento durante la agresión), depurando y/o modificando las técnicas en extremo letales y aquellas que buscan el mayor daño posible sobre el agresor, quedándose con las que se tiene cierto grado de control en la intensidad de la lesión sobre el atacante, a pesar de esto, absolutamente todas las técnicas de Aikido son lesivas y peligrosas.

     Por lo tanto, Aikido es la variación de un tipo de Jujutsu que mantiene el férreo espíritu de entrenamiento del Jujutsu original, por mas "benevolentes" que parezcan sus técnicas, pero igual de eficaces (con relativa eficiencia) que cualquier otro estilo de Jujutsu tradicional.

     La peligrosidad de la técnica la definen dos factores: La intensidad de aplicación por el ejecutante y la vehemencia desesperada del atacante en intentar salir de la técnica misma. De la intensidad de aplicación, sin comentarios, queda al criterio del ejecutante y de lo difícil que sea la situación. Por otro lado, por muy noble, bienintencionada y ligera que sea una técnica, presa o retención, al existir una desquiciada voluntad de safarse o evitar de la misma, solo originará una lesión severa en alguna articulación del agresor.

     El principal objetivo del Aikido: es ofrecer opciones no tan radicales que ponen en peligro extremo la vida del agresor, beneficiando de alguna manera al practicante desde el punto de vista legal y del concepto que tiene la justicia actual de lo que denominan "una agresión proporcional" .

     A través de las décadas ha existido una distorsión del concepto Aikido, desde la muerte de su creador Morihei Ueshiba. El era un genio, un eximio guerrero que entreno ferozmente durante 3/4 de su vida mas de un arte marcial. En el atardecer de su existencia y en el momento de la creación del Aikido, había alcanzado tal dominio de sus técnicas que con ligeros movimientos y casi sin tocar a sus adversarios podía vencerlos fácilmente, todo un prodigio marcial.

     Ueshiba, estaba tan inmiscuido en el estudio y desarrollo espiritual, que algunos de sus alumnos conceptuaron una distorsionada idea de lo que podría ser un "nuevo arte marcial" místico-religioso-marcial, aprendiendo mas la forma que el fondo del arte mismo. Ellos pudieron haber caído en el error de tratar de enseñar lo que sabían con métodos equivocados y exageradamente difusos, diametralmente opuesto a la forma como aprendieron, opuesto a como entreno Ueshiba.

     Se enseña constantemente al estudiante a abandonar la resistencia de la agresión que él está recibiendo. La base de la técnica eficaz en Aikido es que no resiste o no bloquea el ataque, sino que no permite que continúe mientras dirige y controla la energía detrás del ataque. Todo esto expresado responde al concepto de Ai o de Ju, conceptos japoneses de unión (amor también, pero es una interpretación ajena al concepto) y suavidad respectivamente que para fines marciales, solo describen el tipo de estrategia para aplicar durante el combate. Pero a través del tiempo se pierde el hilo de la idea principal en el arte marcial en relación con estos conceptos ( talvez por los múltiples significados de un solo concepto en japonés), confundiéndolos con amor fraternal, protección o paz universal, lamentablemente, este error se viene expandiendo con muchos adeptos que viven una quimera marcial, una fantasía alucinógena de armonía y amor que pone en riesgo su propia seguridad física en el caso de necesitar de "su" idea de arte marcial.

     En AIKIDO existen cuatro pilares en los cuales residen todos sus secretos, es mas, diríamos que definen al Aikido como tal y lo diferencian de cualquier otro conjunto de movimientos marciales. Ya que un conjunto de palancas, proyecciones lo encontramos en todos lados, con enorme similitud física; la otra vez vi un documental de los orígenes del Karate Okinawense, y pude ver un movimiento exactamente igual a un irimi, pero que en esencia dista mucho de serlo, no por que se haga en Karate, sino porque carecía de estos principios.

     Centro
     Expansión - Absorción
     Desplazamiento
     Respiración

Centro

     Un cuerpo está "enraizado", cuando tiene impedido el desplazamiento el los tres ejes (XYZ), o sea, si estamos en la esquina de una habitación y por algún medio, no nos es posible desplazarnos ni a la derecha, ni en a la de la izquierda, tampoco en una combinación de ambas y además, mucho menos podemos desplazarnos en vertical A esto hay que añadir que se impidan los giros alrededor de todos esos ejes. Es evidente que a menos que nos atornillen al suelo y que nos doten de resistencia y rigidez infinita, el empotramiento total es imposible.

     En la práctica, podemos conseguir que nuestros pies apoyen, de forma que tenemos una razonable resistencia a desplazamientos "no deseados" en los ejes XY,o sea, el plano horizontal y evitamos incómodos "momentos de giro", mediante un correcto alineamiento de la estrucura de forma que la resultante de todas ellas, pase por nuestros pies y sea perpendicular al suelo (lo que hacen los pilares de una estructura). Respecto a desplazamientos verticales, tanto el suelo como la fuerza de gravedad, actúan a nuestro favor. A esto le llamamos centrarse, la estabilidad de la montaña

     Podemos desarrollar el centro manteniendo durante largos periodos de tiempo una determinada posición. Se supone que llega un momento en el que la suma del cansancio, la búsqueda de una relajación que permita soportarlo junto con una estructura correctamente alineada, tanto a nivel óseo como muscular y una correcta actitud mental, crean las condiciones que permiten trasladar cualquier esfuerzo al suelo.

     Trabajar con nuestro centro no es aguantar, ni pujar, sino dirigir la resultante hacia puntos de nuestro cuerpo (articulaciones), que disipen la energía, tanto cinética como potencial de dicho esfuerzo, en forma de giros. Una vez que dicha fuerza desaparece, bien por que el adversario renuncia a empujar la nada, o porque su equilibrio se ha visto comprometido, que seria lo ideal, u otras variantes mucho más complejas de explicar, aplicamos la nuestra, con una raíz fuerte, de la que surge el empuje (o del atemi)

Expansión – Absorción

     Las técnicas de Aikido son combinaciones de movimientos circulares. Sin importar como ataque el oponente, en línea o en ángulo, un movimiento circular centrado en tu bajo abdomen, hara, se mezclará naturalmente con el ataque de tal manera que puedas ejecutar un control con eficiencia. La fuerza centrípeta conducirá al oponente a tu área de efectividad así como la fuerza centrifuga puede proyectarle efectivamente. Todo movimiento circular esta precedido del circulo espiritual. El circulo espiritual es el circulo dibujado con la mente antes de la ejecución del circulo físico.

     Podría parecer que uno es la antitesis del otro, y es cierto, lo son… Pero juntos forman parte de un solo movimiento circular, cada una independientemente no hacen nada y son peligrosamente inocuas(en términos marciales), juntas conforman la esencia del desplazamiento.

     En todas las acciones de Aikido, sean acciones de elaboración o de aplicación, ha de estar presente esta dualidad. Sin ellos, el Aikido perdería su sentido de unificación y pasaría a ser un simple proceso de lucha en el que el protagonista sería la mera destreza física en lugar de una firme voluntad de acción.

     Una vez, un tecnólogo medico especializado en deporte me comento que en los suaves, armoniosos y gráciles movimientos del Tai-Chi, se escondían unos endemoniados y brutales micro-movimientos musculares de contracción y relajación, decenas de miles por segundo, para lograr visto a macro, los movimientos continuos de Tai-chi. Para la aplicación de las técnicas de Aikido, sea necesario absorber y expandir muchas veces en un solo movimiento para lograr un control sincrónico robusto, ya que la naturaleza de un ataque real es tan variado que debe de necesitar un sistema de defensa-ataque que varié también con el sistema agresor, es decir, que se adapte.

     Es tan importante "mantener el centro" como "la extensión" en aikido. En muchas técnicas de aikido se trata de concienciar a los estudiantes que ejecuten las mismas desde la idea de extensión del ki o extensión de la energía; física y psicológicamente, esto ayuda a aquellos practicantes con tendencia a contraerse o ponerse rígidos. Debemos tener en cuenta que el aikido se caracteriza por utilizar movimientos largos y suaves.

Desplazamiento

"Como quiera que yo me mueva, eso ya es Aikido"
O Sensei, Morihei Ueshiba

     El desplazamiento en Aikido lo es todo, y la máxima premisa es salir de la línea de ataque ubicándose en un punto estratégico, el cual me permita estar seguro de la reacción del agresor y me otorgue superioridad táctica al dominar la zonas vulnerables del atacante.

     La mayoría de los desplazamientos son circulares y en menor cuantía, lineales. Estos pueden ser por fuera de la agresión (ura) o por dentro de la misma (omote) . Si bien es cierto que los desplazamientos son circulares, no son en círculos fijos sino en espiral, ya que el movimiento inicial es circular, pero hay que desplazar el eje de ese circulo para que salga de la línea de ataque e interactuar tangencialmente. Este desplazamiento total seria en espiral, y según el tipo deseado, estos a su vez podrían ser de absorción o de extensión (centrípeta o centrifuga) vectores de fuerza de un cuerpo en desplazamiento circular.

     Al desarrollarse el desplazamiento en Aikido, las caderas en su girar, transmiten potencia al resto del cuerpo hasta los brazos, que son las extensiones que interactúan con el agresor aplicando las técnicas conocidas, y no es la fuerza de los brazos per se. Aunado a esa energía, le agregamos el desplazamiento vertical de nuestro centro (hara) que completara el desequilibrio en al agresor al ubicarse por debajo del suyo.

     Así que, sin desplazamiento… no hay Aikido ni técnica.

Respiración

     La respiración en los practicantes de artes marciales, es una respiración abdominal, la mayoría de personas cuando inspiran llevan el aire hacia la parte superior de sus pulmones, los aikidokas y demás practicantes llevamos el aire al vientre, no hinchamos el pecho, sino que hinchamos la parte abdominal.

     En la respiración abdominal se continúa el oleaje muscular provocado por la presión que la caja toráxica ejerce sobre el diafragma, y éste a su vez sobre los músculos abdominales. Esta respiración supone un gran vaciado de los pulmones y por lo tanto una mayor cantidad de aire nuevo al inspirar. En esta inspiración, la espiración es más larga y potente que la inspiración. El oleaje muscular puede ser prolongado hasta el bajo vientre, hasta el llamado HARA o KIKAITANDEM (océano de energía) en japonés. Esta es la respiración propia de Zazen, hacia ella debemos tender. Pero hay que tener cuidado. Muchos practicantes se equivocan en este punto, ya que intentan forzar una espiración larga y potente sin comprender antes el mecanismo completo de la respiración. Si, por ejemplo, el diafragma esta contraído e intentamos presionar en los abdominales, esto provocará un gran conflicto interno en el cuerpo y en la conciencia, ya que el oleaje muscular ha quedado interrumpido en el diafragma y sin embargo se presiona en los abdominales. Es mejor seguir íntimamente el recorrido de este oleaje y no obstaculizarlo ni querer ir más deprisa de lo que marca su ritmo natural.

     Un tipo especial de respiración es el "Kiai".El Kiai literalmente significa la unificación con el KI. Un tipo de kiai es un grito con KI, que no es mas que una exhalación audible o voz con KI y esta puede ser muy alta o suavemente baja.

     El secreto al kiai no es hacer un ruido poderoso, se debe extender el KI fuertemente antes de hablar, relajar el cuerpo entero, especialmente la garganta, y unificar mente y el cuerpo inmediatamente.

Estas son las cuatro formas mas comunes de kiai en Aikido:

     EI
     TO
     YAH
     IEI

     Tambien hay Kiai silencioso. Esto es logrado llevando a cabo la respiración y expandiendo el ki fuertemente en cada parte del cuerpo. Esta clase de kiai enfocado, de gran alcance, se puede utilizar para salvarnos del peligro inminente, o para controlar en un humor enojado. Hay una vieja historia japonesa de un samurai que camina a través del bosque. Un grupo de lobos lo observaban, amenazando claramente su vida. En vez de exhibir miedo, él continuó tranquilamente en su camino, su cara tan estable, enterado y potencialmente explosivo, que los animales fueron congelados en su intencion, y él podía pasar con seguridad entre ellos. éste es un ejemplo del kiai silencioso. Como en todos los aspectos de Aikido, es de importancia primaria que el kiai se utilice solamente para el bien, y nunca utilizado ligeramente.
El Atemi
     Atemi significa literalmente golpear con el cuerpo. Una explicación simple del atemi es que son golpes. Algunas personas insisten en definiciones rigurosas como golpes sobre determinados puntos. Uno de los propósitos del atemi es distraer al contrario, y pueden enfocarse desde las manos, los dolores o incluso, los agarres. Nos ayudan a movernos mejor. En este contexto, podemos recordar el atemi como "una perturbación del ki de nuestro oponente".

     Algunas interpretaciones del atemi parten de la no necesidad de un golpe real que cause un efecto sobre el uke, estas son las que estudian el balance psíquico y psicológico del uke, para facilitar la aplicación de una técnica. Algunos postulan que el mejor método para romper ese balance psíquico y psicológico del uke es un verdadero golpe, especialmente cuando nos encontramos con una fuerte resistencia.

     Otros postulan que el atemi nos encamina hacia el "ki de proyección" del uke, adentrándonos en su espacio vital y provocando una serie de respuestas que desencadenan el golpe físico.

Algunos sienten la importancia del atemi como coadyuvante de las técnicas, como si fueran independientes de éstas. Este es un sentimiento personal. Esto distingue el aikido (en opinión de algunas personas) del resto de las artes en las que el atemi es lo principal

La omisión del Atemi y el Kiai

     Un estudio del arte por el Fundador revela su énfasis en los atemi (golpes preventivos) y el kiai (gritos de combate) como una parte integral de sus técnicas. Se puede ver a O-Sensei ejecutando atemi y kiai en las filmaciones durante sus últimos años aun cuando el Aikido se había vuelto menos físico.

     El Atemi y el kiai van mano a mano y son herramientas importantes para detener o redirigir la mente del atacante y desbalancearlo con éxito. Aun si no se llega a dar el golpe físico, el estado mental que previene y rompe el ataque es un componente vital dentro del Aikido. A pesar de ésto, en muchos dojos hoy en día, el uso del atemi y el kiai traerían discordia del maestro encargado quien los califica como crudas, violentas y que no tienen cabida en el arte de la "armonía". Este concepto erróneo común nos muestra una falta de entendimiento de los orígenes marciales del arte y la teoría y practica del Fundador.

Fracaso en desbalancear a un atacante

     La combinación de ataques débiles, la falta de los atemi y kiai en la práctica del Aikido nos lleva inevitablemente al fracaso de los practicantes en intentar ejecutar técnicas sin desbalancear a su atacante. Un atacante sin intención que conozca la técnica a aplicarse no será controlado con facilidad. Esto introduce un elemento artificial de conspiración en la interacción entre practicantes y resulta en una atmósfera que difiere fundamentalmente de la intensidad en un encuentro real.

Cada movimiento de Aikido es un Atemi: Todo el cuerpo es usado para crear potencia, entonces, cada parte del cuerpo que hace contacto con el oponente puede ser usado para transferir potencia al agresor. En un primer nivel, estudiantes tienden a utilizar manos, piernas y hasta la cabeza como expresión de atemi. Esto demuestra claramente que no han entendido el concepto de unificar mente y cuerpo. Esto es porque se ha roto la fluidez de la técnica. Asi que esto tiende a ser una paradoja, un dualismo entre fluidez del movimeinto y agudeza del atemi.

Respecto a los ataques: La clave es permitir el ataque en el momento que yo lo desee, y no permitir que el atacante determine cuando ocurra el ataque. Se podria interpretar esto como, trabajar solo con ataques que he provocado.

     Si no hay un golpe sincero, en realidad no hay intención de ataque y por lo tanto, seria innecesario aplicar una técnica, ya que no estaríamos en peligro de sufrir un daño. En este caso, bastaría con efectuar un desplazamiento con el cuerpo (tai sabaki)y en caso de defensa personal, de ser necesario aplicar un golpe (atemi).

¿Porque entrenar con armas?

   - Requiere de un mayor esfuerzo físico.

   - La técnica, el alineamiento corporal y el posicionamiento del cuerpo son factores mucho más fundamentales que en las disciplinas de mano vacía.

   - Desarrolla reflejos y coordinación muchísimo más rápida y eficientemente que los sistemas de mano vacía.

   - Dado que el grado de realismo es muy superior, uno aprende a que no es buena idea intercambiar golpes y que, por norma general, el primer palazo o estocada es el definitivo. No hay segundas oportunidades, no hay absorción de golpes o tajos, todo es inmediato.

   - Es absolutamente "imposible" aprender a defender (al menos a tratar de hacerlo) un ataque con arma si uno no domina dicha arma.

   - Asimismo, la velocidad que lleva un palo y su contundencia son MUY superiores a las de cualquier brazo, pierna, rodilla o codo. Luego, si uno se habitúa a combatir con armas, cuando se llega a la mano vacía todo parece lento, ineficiente (uno puede permitirse el lujo de chocar antebrazos, comerse un golpe para luego soltar otro, etc...) e inofensivo.

   - La mayor parte de conceptos de la lucha con armas (y un altísimo número de sus técnicas) es directamente aplicable a la lucha a mano vacía. Y el resto funciona con muy leves adaptaciones.

Uso de la fuerza y proyecciones "aparentes"

     La consecuencia lógica de los lapsos de entrenamiento mencionados antes sería la ejecución de proyecciones y controles mediocres e imprecisos. Ya que no existe un control total del atacante, frecuentemente se recurre a la fuerza física para completar la técnica. Esto nos conduce a choques y aumenta el riesgo de lesiones.

     Otro escenario es que ninguna de las partes hace un esfuerzo serio en la técnica y el juego entre ambos se vuelve algo más que una conspiración coreografiada. El progreso de los practicantes en un ambiente en donde la "presencia marcial" no existe y donde principios de entrenamientos no son observados, será retardado. Peor aun, algunos que son producto de esta clase de entrenamiento tendrán la ilusión de que sus técnicas pueden ser usadas en una situación real.

Enseñando técnicas de ataque

     Primero que nada, se les debería dar una gran atención a la enseñanza de los ataques efectivos y con intención a los estudiantes de Aikido. Esto quizás requiera que algunos maestros hagan un intercambio de entrenamiento o algo por el estilo para adquirir las destrezas necesarias.

     ¿Que clase de ataques deberían ser introducidas en el dojo de Aikido? Esto será una decisión personal de cada instructor a cargo. Creo que los golpes básicos de karate, boxeo y otros sistemas sofisticados deberían ser considerados. Los Estudiantes deberían estar familiarizados también con las patadas, al menos a un nivel básico. Aunque no prevalezca como los golpes, es posible ser confrontado con patadas en un encuentro real.

     Aprender defensa contra patadas ayuda también al estudiante a superar el problema común de la "visión de túnel". Por ejemplo, los principiantes tienden a enfocar su atención en el aspecto inicial de un ataque – generalmente un puño o un agarre – y fracasan en reconocer la posibilidad de un ataque secundario. Cuando los estudiantes se dan cuenta que deben considerar otras clases de ataques tales como las patadas, su estado de alerta aumenta.

     Aprender a patear bien también ayudara a los estudiantes del Aikido con sus caídas ya que es más difícil y peligroso proyectarse desde una patada. Se debe tomar precaución en proceder lentamente ya que aumenta el riesgo de lesiones. Entre los sistemas existentes del Aikido, el estilo Yoseikan desarrollado por Minoru Mochizuki toma esta manera ecléctica de incorporar elementos de varias artes. Los estudiantes de este sistema aprenden conocimientos básicos de Karate y judo además de entrenar con armas.